Cabo de Gata, La Ruta del Silencio

 

Para inspirarte mientras lees, te recomiendo que pinches el enlace de arriba y escuches la canción que he elegido para este post

Hace cinco años, mi cuerpo y mi mente me pedían una desconexión total para reflexionar sobre el rumbo de mi vida y fue cuando descubrí esta joya de 50km de acantilados, pequeñas y escondidas calas, playas paradisíacas y el mayor arrecife natural del Mediterráneo.

El Parque Natural de Cabo de Gata te sumerge en un estado de paz y tranquilidad contigo misma y el entorno, que nunca antes había experimentado. Supongo que por la riqueza insólita de sus paisajes de origen volcánico y porque es un lugar donde reina el silencio para poder escucharte a ti misma.

cabo de gata by sepulima

Mi campamento base fue en Agua Amarga, no en el pueblo, sino en un pequeño cortijo que descubrí de camino a la Cala del Plomo. La Almendra y El Gitano, es muy pequeñito e íntimo. Tiene sólo 6 habitaciones decoradas con un gusto exquisito y donde reina el culto al silencio, ya que está en medio de la nada, rodeado de montañas y con unas vistas maravillosas. Ángel, el propietario y Loli, te hacen sentir como en casa porque desde el minuto uno su simpatía te contagia la pasión por el Parque. Otra opción 100% recomendable es la Joya del Cabo de Gata, en cualquiera de sus tres cortijos. La experiencia será alucinante y si tienes la oportunidad de conocer a su dueña, Charo, entenderás porque este rincón de Andalucía es tan especial.

Esta es la ruta que hice durante una semana y los rincones que visité:

Salinas de Cabo de Gata – ( 30Km) – San José – ( 11,5km) – La Isleta del Moro (5km) – Rodalquilar – (6km) – Las Negras – (24km) – Agua Amarga 

Salinas de Cabo de Gata:

Mi primer contacto con el Parque fue sentirme la protagonista de una película por el desierto de Arizona (EE.UU) conduciendo por una recta interminable donde en paralelo, disfrutaba de las marismas de las Salinas y al otro, a escasos metros, del Mediterráneo. A lo largo de la carretera hasta llegar a la colina que sube al Faro de Cabo de Gata, tuve que hacer 2 paradas fundamentales porque no podía pasar sin hacer fotos de todo lo que me rodeaba. La Iglesia ruinosa de las Salinas y el poblado casi abandonado y propio de cualquier escenario de película.

Una vez que llegué al Faro de Cabo de Gata, la sensación del viento golpeándome en todo el cuerpo mientras tenía delante el arrecife, justo en el filo del Mirador de las Sirenas, me hizo sentir una de las experiencias más excitantes y estimulantes de toda la ruta.

Consejo!! Los atardeceres desde el faro quedarán grabadas en tu memoria de por vida.

Cabo de Gata by Sepulima

San José:

Es el pueblecito mas turístico de todo el Parque porque es el más grande y el que más servicios ofrece. Quizá sea el que más se pueda parecer a cualquier otro pueblo pesquero mediterráneo pero tiene un encanto especial lleno de casas bajas blancas sin tejas y buganvillas. Durante el verano este pequeño pueblo duplica su población acogiendo a visitantes de todas partes, creando en San José un ambiente multicultural, que percibes cuando paseas por su pequeño puerto deportivo o cenando un maravilloso pescado en alguno de sus restaurantes.

Desde el pueblo se pueden ir a unas de las playas vírgenes más bonitas del Parque, como La Playa de los Genoveses, llena de dunas doradas de arena fina y cometas de kite en el cielo si hace viento. Mi recomendación es que plantes la toalla al final a la derecha, detrás de una pequeña montaña de arena si quieres mas privacidad. Y la Playa del Mónsul, famosa por haber sido escenario de multitud de películas. Disfrutar de estas dos playas será una de las mejores experiencias que experimentarás en esta ruta.

Consejo!! Como son playas vírgenes, el acceso en coche es bastante restringido, así que te recomiendo que uses el bus lanzadera que hay desde San José para evitar problemas.

Cabo de Gata by Sepulima

La Isleta del Moro:

Camino a este pequeño rincón del Parque, lo primero que me llamó la atención fue el palmeral que hay a la entrada de este pueblecito de casas blancas y modestas de pescadores de la zona. Realmente parece una postal ya que es tan pequeño que en media hora lo has visto todo pero te costará olvidar “La Cuajadera”, plato estrella del Restaurante La Ola, que cuenta con su propio barco de pesca para surtir su cocina. Cotilleo: El pasado verano estuvieron cenando los actuales Reyes de España.

Si te apetece darte un baño después de almorzar puedes ir a la Playa del Peñón Blanco, más de 400m de arena fina y característica por la roca de color blanco que hay en medio de la arena. Realmente, como la Isleta del Moro está casi totalmente rodeada de agua, hay muchas calas donde poder descubrir el encanto natural del Parque.

Rodalquilar:

Está justo en el centro del Parque, en un precioso valle rodeado de colinas verdes. Fue un antiguo centro minero de explotación de minas de oro, cuya huella queda latente en las casas abandonadas que hay a la entrada del pueblo. Es ideal pasear por sus calles de casas blancas y disfrutar de la tranquilidad que se respira en el ambiente.

Algo que no te puedes perder porque es quizá una de las joyas de la corona, es el Jardín Botánico El Albardinal ,un oasis de 9 hectáreas lleno de cactus, palmeras y plantas tropicales.

Si eres aficionada a la lectura, a sólo 5km de Rodalquilar, está el Cortijo del Fraile, famoso por la obra de teatro lorquiana “ Bodas de Sangre” inspirada en el Crimen de Níjar (1929).

Pero si lo que te apetece es seguir descubriendo playas vírgenes, tienes que ir a El Playazo y disfrutar de su arena fina dorada.

Cabo de Gata by Sepulima

Las Negras:

Es el pueblecito más peculiar que visité. Hasta hace poco, sólo vivían pescadores pero un grupo amplio de extranjeros alemanes ha decidido quedarse en Las Negras porque quieren vivir rodeados de la paz y tranquilidad que les ofrece el Parque, respetando sus costumbres. Es un pueblecito que te llamará la atención precisamente por eso, por el respeto a lo natural. De echo, es normal ver a los pescadores cada noche faenando las aguas o cruzarte con un rebaño de ovejas y cabras.

Ese toque hippie quizá es debido a la cercanía de la famosa Cala de San Pedro, que desde hace años, acoge a comunidades hippies y viajeros que hacen acampada en la playa. Las Negras quizá sea la parte que mas respeto tiene al entorno privilegiado en el que se encuentra.

Agua Amarga:

Es de los pueblos más bonitos de la costa almeriense junto con Mojacar, que aunque no pertenece al Parque, te recomiendo que te pases en algún momento. Agua Amarga tiene un encanto especial porque combina lo natural del parque pero con un toque internacional y chic.

Lo mejor de Agua Amarga es que tiene cerca mis dos rincones favoritos:

  • La Playa de los Muertos: que hace mención a su nombre porque antes de llegar al paraíso, donde disfrutarás de las mejores aguas cristalinas del Parque, tienes que bajar una pequeña montaña durante 20 minutos, y luego subir, además de las fuertes olas que hay si coincide un día de viento, con lo cuál, parecerá que ves la muerte. Te aconsejo calzado cómodo porque todo es una cuesta y algún tipo de sandalia para poder bañarte ya que no encontrarás arena fina sino pequeñas piedrecitas.  Una carga soportable, así que llévate lo imprescindible, deja el plan chill out para otro momento, y mucha protección solar porque el agua es muy salada y el sol incesante. Una vez en la playa, te recomiendo 2 calitas, una a cada lado de la playa, a la derecha la Cala del Peñón Cortado, donde puedes resguardarte del viento, en caso de que sea un día con mucho oleaje y a la izquierda Cala de las Salinicas.
  • Cala de En Medio: es de una belleza extraordinaria, y no sólo porque lo diga yo, el New York Times también lo dice. Su arena fina y sus dunas fosilizadas que se adentran en el agua formando pequeñas pozas donde se acumula el agua, hacen que puedas bucear y vivir una experiencia única.

Cabo de Gata by Sepulima

Nunca olvidaré que fue en este lugar donde pasé el mejor día de toda la ruta y reí a carcajada limpia gracias a unos amigos que bajaron desde Madrid, a pasar unos días, y es que cuando parece que el silencio te da todas las respuestas, el mejor sonido para romperlo es la risa.

Espero haberte inspirado a coger el coche y adentrarte en uno de los Parques Naturales más regeneradores de energía que encontrarás en Andalucía. Yo volví siendo otra ;)

Si te apetece ver la entrevista que me hicieron, te dejo el video que puedes encontrar en mi Canal de Youtube. Dále al PLAY!!